viernes, 15 de septiembre de 2017

Seitán casero

Seitán casero

El seitán es un alimento elaborado a partir de la harina de trigo. Su preparación es sencilla aunque puede resultar un poco laboriosa y consiste en hacer una masa con harina de trigo y agua e ir lavándola muchas veces hasta que deje de soltar el almidón y en la masa quede sólo el glúten. Por fortuna se vende harina de glúten de trigo así que nos podemos ahorrar la primera parte del proceso y elaborar seitán en casa de manera muy fácil y rápida.

El seitán es una alimento rico en proteínas, que combinado en el menú con algún cereal integral provee de proteínas completas, fáciles de digerir y sin los inconvenientes de las proteínas de la carne. Por su textura y apariencia podemos cocinarlo como si lo fuera, por eso lo llaman "carne vegetal". Así que podéis dejar volar vuestra imaginación y hacer en casa todas esas recetas que sabéis de carne, pero con seitán (seitán en estofado, en albóndigas, en salsa, a la plancha...). ¡Os sorprenderá!

El seitán es un alimento muy elástico que ayuda al corazón a mantener su elasticidad. Por su forma de ser elaborado también es un alimento que calienta profundamente el cuerpo y por lo tanto es muy adecuado para el invierno. 

Ingredientes: harina de glúten de trigo, agua, salsa de soja (o en su defecto sal), 4 dientes de ajo, 6 rodajas de jengibre (o una cucharada de jengibre en polvo), hoja de laurel y verduras al gusto para un caldo. 

Modo de preparación:
  • Mezclar en un vaso de agua un buen chorro de salsa de soja y el líquido resultante lo mezclamos con la harina de glúten y formamos bolas con nuestras manos. Si no disponemos de salsa de soja podemos sazonar el agua con sal, con jengibre, con hierbas, con especias... esto es para darle un poco de sabor y condimento al seitán que de otra manera quedará bastante soso. Estas bolas de masa las vamos a cocinar en un caldo sabroso y van a crecer mucho en tamaño, por eso es conveniente que no sean muy grandes (como mucho que quepan en la palma de nuestra mano).
  • Preparamos una olla grande con mucha agua y podemos añadir algunas verduras para dar un poco de sabor al caldo donde vamos a cocer el seitán. En esta ocasión yo eché sal, dientes de ajo y rodajas de jengibre (el ajo y el jengibre ayudarán al seitán a crecer y esponjarse, de otra manera puede quedar un poco duro), laurel, media cebolla, una zanahoria, unos granos de pimienta. 
  • Cuando el caldo hierva introducimos las bolas de seitán para cocinarlas por una hora y media como mínimo, mejor dos horas. Así quedará tierno y jugoso.
  • Lo podemos reservar en la nevera guardado dentro de este caldo para que siga manteniéndose tierno y no se reseque por unos 5 días. O bien podemos envasarlo al vacío o congelarlo para una mayor conservación.
La siguiente es una foto las bolas de seitán antes de cocerlas, para que veáis lo que han crecido en tamaño.

Os animo a practicar, el seitán hace las delicias de niños y mayores, y como tiene un sabor bastante neutro podemos integrarlo en platos de todo tipo. Su textura y sabor son deliciosos.


Crema fría de pepino

Crema fría de pepino


Esta crema es deliciosa para el verano, se toma fresquita y se hace en un plis. Su efecto energético es de enfríar, abrir y relajar el cuerpo. Justo justo lo que me apetece con este calor. 

Ingredientes: un par de cucharadas grandes de yogurt de soja natural sin azúcar, dos pepinos pelados sin pepitas, un chorro de aceite de oliva, una pizca de ajo crudo, unas hojitas de hiervabuena o albahaca fresca y vinagre de umeboshi al gusto.

  • Se baten todos los ingredientes hasta conseguir una crema ligera y suave.
  • Podemos acompañarla con unas semillas crujientes de calabaza. 
¡Um, rica rica!

miércoles, 19 de julio de 2017

Francisco Varatojo

Francisco Varatojo

Querido Chico, hace ya doce años te conocimos y me hiciste uno de los mejores regalos de mi vida: LA ESPERANZA cuando empezaba a creer que me encontraba en un callejón sin salida. Me acompañaste como consultor de macrobiótica  durante muchos años en los que fui recuperando mi salud poco a a poco, hasta hoy.

Gracias a tu entusiasmo, tu alegría, tu sabiduría, tu experiencia, tu intuición, tu don para la enseñanza, tu capacidad de inspirar a los demás y todo tu trabajo enfocado a construir un mundo mejor, no sólo yo sino muchísimas personas encontraron el camino hacia una vida mucho más dichosa y feliz.

Por eso, ahora que te has marchado tan repentinamente siento una profunda tristeza por tu ausencia ya que sin duda el mundo ha perdido a una gran persona y yo he perdido a uno de los faros de mi vida y a un amigo. Sembraste tantas semillas en tantos corazones que tu sueño de que a través de la alimentación un mundo más pacífico y más en armonía con la Naturaleza es posible ya está en marcha y es imparable.

Sabes cuánto te agradezco todo lo que hiciste por mí, y sabes que es tanto que no te lo pude devolver, por eso ahora nuestro deseo de seguir trabajando en La Crisálida para compartir todo lo bueno que aprendimos junto a ti toma ahora una nueva fuerza.

Buen viaje nuestro buen amigo, ojalá que encuentres tanta luz como dejas.
Mati y yo te llevamos siempre en nuestro corazón.

/Raquel.








domingo, 4 de junio de 2017

Tempeh con mojo picón de aceitunas negras.


Tempeh con mojo picón de aceitunas negras. 

Llega el verano y con él el calorcito. Apetecen las comidas más frescas, los sabores más ligeros y estimulantes. Esta sencilla receta de tempeh la podemos tomar del tiempo y hará las delicias de todos. El mojo picón de aceitunas negras lleva también alga wakame, que con todos sus minerales contribuye a reponer nuestra reserva mineral que se ve más expuesta a agotarse en los meses calurosos pues sudamos más y también nos bañamos más a menudo en piscinas de agua dulce. 

Ingredientes: 2 bloques de tempeh, unos pedacitos de alga wakame, aceitunas negras, aceite de oliva virgen extra, ajo, cilantro, perejil, salsa de soja (o vinagre de umeboshi).

  • Cocemos el tempeh con un par de dedos de agua, un chorrito de salsa de soja, y los pedacitos de alga wakame, tapado y a fuego bajo durante 10-15 minutos, vigilando de que no se quede sin agua. Al final debe quedar con muy poca agua, casi seco.
  • Para hacer el mojo picón usamos un mortero estriado (suribachi) y mezclamos muy bien, triturando todos los ingredientes, un pedacito de ajo fresco, un chorro de vinagre umeboshi (o de salsa de soja), un puñadito de aceitunas negras, unas hojas de cilantro y de perejil. Debe quedar una pasta muy uniforme y cremosa.
  • Mezclamos el tempeh con el mojo picón y servimos a temperatura ambiente.
¡A disfrutar!

pan integral sin glúten (de panificadora)


pan sin glúten (de panificadora)

Comienza una nueva etapa en mi búsqueda del camino que me lleve a la salud grande que deseo. Diversas lecturas me han llevado a la conclusión de que el glúten puede estar entorpeciendo este objetivo así que he decidido quitarlo de mi vida y ver qué pasa. Y aquí mi primera receta de pan sin glúten, me he quedado sorprendida de lo esponjoso, sabroso y rico que ha salido... y ¡a la primera!
Eso sí, una rebanadita llena una barbaridad pues este súper pan está cargado de súper alimentos. 

Ingredientes: 320 ml de agua, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 200gr de harina integral de quinoa, 200gr de harina integral de arroz, 50gr de harina integral de trigo sarraceno, 50gr de psyllium, 1 plátano grande maduro, 5gr de sal, 10gr de azúcar integral panela y una pastilla de levadura fresca (yo usé la levadura fresca del mercadona, sin glúten)

  • Tamizar bien las harinas para desechar la parte más fibrosa y dura de las mismas.
  • Mezclar en la batidora el agua, el aceite, el plátano, la sal y el azúcar.
  • Desleír la levadura fresca en un poco de agua tibia y añadir a la mezcla anterior. 
  • Verter esta mezcla en el bol de la panificadora.
  • Mezclar todas las harinas bien y verter sobre el líquido en la panificadora.
  • Poner el programa de pan integral. 
¡Listo y delicioso!

sábado, 22 de abril de 2017

Tortilla de lentejas rojas y calabacín

Tortilla de lentejas rojas y calabacín

Me encanta el sabor y la apariencia de esta tortilla que parece una "tortilla tradicional" con huevo pero no lo es. En vez de huevo se usa un puré de lentejas rojas fermentadas, que por su proceso previo de fermentación aumentan su digestibilidad y su contenido en vitaminas (entre ellas la B12).
Es muy sencilla de elaborar y como se usa bastante cantidad de lentejas rojas pues es un plato también alto en proteínas. Que la disfrutéis...

Ingredientes (para 3-4 personas): unos 150gr de cebolla picada, unos 400gr de calabacín cortado en cuadraditos, unos 180gr de lentejas rojas, sal y aceite de oliva. 

  • Lavamos las lentejas rojas en abundante agua y las aclaramos bien.
  • Las dejamos en remojo durante toda la noche y luego tiramos el agua (así disminuimos la cantidad de ácido fítico contenido en todas las legumbres).
  • Luego las dejamos en remojo con agua con sal que las cubra durante un día o hasta que fermenten bien, deben aparecer burbujas en el agua y adquirir un sabor ligeramente ácido.
  • Una vez conseguida la fermentación batimos las lentejas hasta conseguir un puré espesito que reservamos. 
  • Por otro lado sofreímos la cebolla con una pizca de sal unos 10 minutos, hasta que quede bien tierna y dorada.
  • Añadimos a la cebolla el calabacín en cuadraditos y sofreímos unos 3-5 minutos más. 
  • Mezclamos la verdura con el puré de lentejas y a continuación doramos por ambas caras en una sartén antiaderente a fuego lento o lento-medio para que el puré de lentejas se cocine bien.
Con esta tortilla vais a sorprender a todos vuestros comensales. 

sábado, 8 de abril de 2017

Crema de albahaca para untar



Crema de albahaca 

Esta deliciosa y a la vez sencilla receta puede servir para alegrar las meriendas de los niños, por ejemplo con bocadillos acompañados de pepino, o también como entrante de una comida con crudités, o también para hacer pequeños canapés de un bonito color verde. Como es una crema elaborada a base de tofu tiene una importante cantidad de proteínas. Y además está riquísima. 

Ingredientes: un bloque de tofu natural, aceite de oliva, albahaca fresca, vinagre de umeboshi o en su defecto sal marina sin refinar.


  • Cocemos el bloque de tofu en dos deditos de agua con sal, a fuego fuerte y durante 5 minutos.
  • En un vaso para batir ponemos el tofu, un buen chorro de aceite de oliva, unas hojitas frescas de albahaca, y un chorrito de vinagre de umeboshi. 
  • Batimos bien hasta conseguir una consistencia cremosa, si queremos que quede más ligero podemos añadir un poquito de agua. 
  • Si os gusta el ajo podemos añadir un poquito para que resulte un suave sabor picante. 
¡Y a disfrutar!




lunes, 25 de abril de 2016

Un cuento diferente... Un voto en el camino hacia una nueva vida.

Amigos de La Crisálida,

Como muchos de vosotros sabéis nuestra querida compañera, amiga y colaboradora Isabel, sufrió hace ya casi un año un accidente cerebral que la ha tenido apartada de su vida habitual e inmersa en un mundo totalmente nuevo. 

Mi hermano Juan Luis, su marido, ha escrito un emotivo cuento para ella, que participa en un concurso de relatos de cuidadores de personas dependientes. Si obtiene muchos votos podrá acceder al premio que usará para seguir costeando la rehabilitación de su mujer . Os invito a que lo leáis, es duro y a la vez optimista y cargado de amor. 

PARA LEERLO Y VOTAR PINCHAR AQUÍ:

A continuación os pongo una foto con un círculo rojo para que os quede claro el lugar donde hay que votar dentro del enlace anterior. Os pido vuestra colaboración para darle difusión. Si lo compartís por facebook (cosa que estaría genial pues multiplicaría votos) dejar claro que es debajo de la foto del relato donde hay que pinchar para sumar un voto y no en el "me gusta" de la publicación facebook.

Muchas gracias a todos por vuestra ayuda.
Un saludo cariñoso.
/Raquel

miércoles, 3 de febrero de 2016

Actividades de febrero


arroz con calamares

Arroz con calamares

Esta receta tradicional española la hemos adaptado a la cocina macrobiótica sobre todo atendiendo a la calidad de los ingredientes. Al utilizar arroz integral en vez de blanco el plato se vuelve más sabroso y nutritivo. Los calamares, mejillones y gambas son de pesca extractiva y las verduras ecológica. Todo un plato festivo, ummm...

Ingredientes: arroz integral cocido, cebolla bien picadita, ajo picadito, zanahoria en cuadritos, guisantes, perejil fresco, limón, calamares en anillas, gambas, mejillones, aceite de oliva y sal.

  • Para comenzar  cocemos las anillas de calamar en agua con sal, a fuego lento durante 30 minutos. El agua debe ser la justa para cubrir las anillas.
  • Mientras los calamares se cuecen pochamos la cebolla con un chorrito de aceite de oliva y un pellizco de sal.
  • Cuando esté doradita añadimos un poco de ajo picadito y rehogamos unos minutos más. 
  • Añadimos las zanahoria, los calamares con su agua y el perejil picadito.
  • Cocemos durante 15 minutos más. 
  • Finalmente añadimos el arroz cocido y cocemos todo junto unos 2 minutos más. 
  • Sazonamos a gusto con un poco de salsa de soja y un poquito de zumo de limón.
En vez de zumo de limón podemos usar también zumo de jengibre fesco dándole un aroma distinto también delicioso. 

¡A disfrutar!